Taller de lectura y escritura

Esta vez trabajamos con los chicos de 4º año y su profesora de Prácticas del Lenguaje, la señorita Valeria.
El tema elegido fue Caperucita Roja. Para empezar, les pedí a los chicos que me contaran ese cuento. Todos coincidieron en que el lobo no se comía ni a la abuela ni a Caperucita.


Entonces les leí la primera versión escrita, la de Charles Perrault, de 1695 (traducida e ilustrada por Leicia Gotlibowski) y quedaron muy sorprendidos del final. Esto me dio pie para explicarles la diferencia entre un "cuento de advertencia" y "un cuento maravilloso".


En segundo lugar, leímos la versión de los hermanos Grimm, escrita un siglo y medio después (traducida por José Miguel Rodríguez Clemente e ilustrada por Javier Serrano). Acá los chicos respiraron aliviados.


Perrault se inspiró en las versiones orales francesas que, generalmente, también terminan mal. Sin embargo, hay algunas con final feliz, pero Caperucita no se salva gracias a la ayuda del cazador sino por la advertencia de un gato y por su propio ingenio. En ellas se basa "La verdadera historia de Caperucita" (escrita por Antonio Rodríguez Almodóvar e ilustrada por Marc Taeger), que fue el tercer texto leído. Los chicos se rieron mucho con lo que dijo Caperucita después de mirar los grandes dientes del lobo...

Luego le tocó el turno a las versiones modernas y vimos como Luis María Pescetti y O'Kif cambian la historia, sin cambiar el texto, en "Caperucita Roja (tal como se lo contaron a Jorge)".


Finalmente leímos "A enredar los cuentos" (en "Cuentos por teléfono") de Gianni Rodari donde un abuelo desmemoriado, o deseoso de que lo dejen leer el diario en paz, vuelve loca a su nieta con sus equivocaciones.

1 comentario:

Mariana y Luján dijo...

Qué buen "recorrido" por Caperucita! Me diste algunos buenos datos ...
Gracias!
Soy bibliotecaria en escuelas primarias de CABA
Tambien tenemos un blog y los esperamos!